Recursos Para Salir De La Violencia Domestica

¿Tiene problemas con violencia domestica? Usted no está sola/o.

Muchas veces la víctima de la violencia doméstica siente que es la única que está siendo abusada/o. Eso no es cierto. El abuso ocurre a las personas de todas las procedencias y en todos los vecindarios. La violencia doméstica es una realidad sufrida diariamente por un sin número de personas de ambos sexos.

Varios han coincido en que se desarrollan etapas en la escalada de la violencia domestica: en resumidas cuentas comprende estas tres fases:

  • Etapa 1ª. La tensión va en aumento: La tensión es el aumento de los conflictos en la pareja. (Por ejemplo: el dinero y las cuentas por pagar, el trabajo, comentarios negativos del físico de la persona o cosas del hogar) comienza la tención en el ciclo. La tensión causa que el abusador se sienta impotente. El abusador elige reaccionar contra la esposa o compañera con el abuso verbal, insultos y acusaciones El agresor se vuelve más susceptible, responde con más agresividad y hostilidad (aunque no lo demuestra con violencia física) y encuentra motivos de conflictos en cada situación.  La víctima trata de calmar la situación y busca agradar a su pareja evitando hacer aquellas cosa que cree sane que ;e desagradan o disgustan a su pareja (pensando así que podrá evitar la futura agresión).
  • Etapa 2ª. La tensión se sale de sus carriles o La violencia estalla: Es el resultado de la tensión acumulada que vemos en la 1ª Etapa. Disminuye el respeto, la comunicación y el entendimiento mutual. Esto da cabida a asaltos verbales, abuso psicológico y aun al abuso físico.   El abuso siempre es premeditado y nunca es accidental. La motivación detrás de cualquier tipo de abuso es herir, humillar o tener poder y control sobre una persona (*Es esta la raíz de la Violencia domestica; el control). En esta etapa es donde la victima pide auxilio, o decide continuar tolerando una relación disfuncional.
  • Fase 3ª. “Luna de miel” o Arrepentimiento: El agresor busca recuperar la confianza de la victima haciendo promesas de cambio “que nunca mas lo volverá a hacer” etc. lo hace como un mecanismo de defensa para adormecer la culpa que le carcome y volverse a sentir bien consigo mismo. El abusador define el abuso e interpreta las cosas “como, así son las cosas”. La pareja abusada empieza a creer esta interpretación. Por un momento la tensión y la violencia se desvanecen como olas que se retiran momentáneamente: el agresor muestra señales de “remordimiento” por las acciones cometidas y es más, pide disculpas a la víctima y la colma de promesas de cambio.

A esta etapa se le denomina “Luna de miel” porque el agresor vuelve a ser cariñoso y amable como al    principio de la relación. A menudo, la víctima cae en sus redes y le concede otra oportunidad creyendo firmemente en sus promesas. Esta fase o etapa le quita la fuerza a la víctima para poner fin a esa relación porque, aunque las agresiones puedan volver, es en ese momento que sus “sentimientos” la traicionan porque vio una faceta de su agresor que no había visto antes, su “humillación” y “deseo de cambiar.

El ciclo (con las 3 Etapas) se repetirá varias veces y, poco a poco, la última fase se irá reduciendo y las agresiones serán cada vez más violentas. Tras varias repeticiones de este ciclo, la fase de “Arrepentimiento que es si es solo Remordimiento” llega a desaparecer, pasando a otra escalada de tensión y luego al “Estallido” de manera inmediata.

Esta etapa o ciclo da entender que la violencia física no aparece repentinamente, sino a lo largo de un proceso que pretende el sometimiento y control de la pareja.

El Ciclo de Violencia Domestica

Fases de la violencia domesticahaga clic

Características de los agresores:
  • Posiblemente hubo un cuadro de violencia domestica o abuso cuando niños
  • Posesivo y celoso: comúnmente se imagina que usted lo está engañando; puede tener celos de sus amigos, familia y niños
  • Mal humor: tiene arranques de cólera por cualquier cosa se irrita o deja que el enojo le gane la batall
  • Busca culpables: no acepta la responsabilidad de su propia ira, ni de sus acctos; le dice que usted o las circunstancias es la culpable
  • Minimiza la gravedad del abuso o puede negarlo completamente
  • Posiblemente atribuya la culpa del abuso al alcohol o a las drogas
  • Personalidad doble: es gentil con las personas que no son de la familia y trata de ocultar el abuso
  • Tiene ideas muy rígidas del rol de los hombres y de las mujeres
  • Puede que tenga; antecedentes penales, situaciones pasadas con la ley.
  • Puede comportarse en forma amenazante, se comporta como un “matón”
  • Busca aislarla: como los depredadores hacen con su victima, evita que vea a sus amigos o familia; la desanima, no la apoya para que salga trabaje o estudiar
  • Busca controlarla: le dicta su agenda: “qué hacer o qué pensar”
  • Abusa y la rebaja verbalmente, con insultos o buscando siempre sus fallas
  • Después de un arranque de ira el agresor puede llorar y decirle que él/ella lo lamenta. El agresor se siente mejor y no entiende como puede ser que usted siga enojada o molesta
  • Cuando ocurre el abuso físico, este sigue un patrón característico: algunos siempre golpean en el rostro en tanto que otros tienen cuidado de golpear donde los moretones no sean visibles
¿Su compañero está dispuesto a hacer cambios radicales? Hágase estas preguntas.
  • ¿Admite su compañero lo que él/ella le ha hecho sin culparle?
  • ¿Reconoce el agresor el impacto de su comportamiento?; aun cuando él/ella hayan sido arrestados o encarcelados? Puede ser difícil para los abusadores responder a esta pregunta debido a que tendrán que reflexionar sobre sus acciones.
  • ¿Acaso el agresor llega a reconocer lo grave que fue su falta y la manera que esto le afectó? Esto toma tiempo.
  • ¿Acaso el le presta atención, o el/ella se enoja mas; amenazándola o pidiendo que se calle?
  • ¿El abusador le culpa a usted en parte de su comportamiento? ¿Acaso se siente usted segura con su compañero? ¿Es esta una relación que le trae confianza y seguridad? ¿Es esta la manera que usted desea vivir?
Si usted es una victima de violencia domestica, llame a la Policía o el Hotline de Casa de Ruth que funciona las 24 horas 909-988-5559.

Si desea consejería en como prevenir la violencia domestica, lláme (714) 381-3007. Lo atenderemos con mucho gusto y disposición de ayuda, Ps. Jorge.